Busca lo que te interesa

martes, 20 de enero de 2009

LLAVES DE CUELLO

Existen infinidad de técnicas de llaves de cuello (desde un agarre simple a la tráquea hasta algo más sofisticado como un mata león), pero su objetivo es el mismo, neutralizar a una persona, principalmente por bloqueo bien de las vías respiratorias o bien de riego sanguíneo al cerebro, también daños a nivel cervical (de distinta consideración).
.
En el siguiente video se puede comprobar como hacer una llave de cuello por la espalda. Destacamos lo díficil que sería defenderse cuando ya el agresor la tiene casi cerrada.


.
Por lo tanto nuestra respuesta sobre un agarre de cuello tiene una fecha de caducidad que esta determinada por el tiempo que tardaremos en que nos rompan el cuello o quedemos inconscientes, y debemos indicar que este tiempo de respuesta NO es mucho, bastán con apenas 1-2 segundos para que la situación se vuelva irreversible.

¿Qué debemos hacer?

Nuestra respuesta será muy simple, compuesta de tres acciones, un ABC:

A: (Air) Aire

B: (Break) Rotura

C: (Counter) Contra

.

Aire: El primer paso es garantizar que la vía de aire éste abierta (igual que en los primeros auxilios). Por ello, bajaremos la barbilla para dificultarle camino al brazo o mano del agresor hacia nuestro cuello, además de coger aire para tensar el cuello. Además de sujetar y apartar el brazo del agresor, basta con unos pocos centímetros para poder seguir respirando.

Rotura: Tras garantizarnos el espacio para respirar, procederemos a ROMPER la llave; buscando una posición ventajosa que dependerá del tipo de agarre o estrangulación.

Contra: Por último, terminaremos con una contramedida efectiva, pudiendo golpear o escapar. Normalmente es necesario el uso de varios golpes para liberarnos totalmente del agresor.

Debemos usar un nivel de fuerza adecuado a la acción agresiva. No podemos responder pisándole un pie cuando nos quiere romper el cuello.

¿Qué NO debemos hacer?

Una vez nuestro agresor ya está intentando asfixiarte o romperte el cuello (ya está en ello, ya tiene el agarre) lo que NUNCA debemos hacer es comenzar golpeando, para que nos suelte, porque si no lo conseguimos hemos perdido un tiempo precioso en el que nos pueden cerrar la llave y quedar inconscientes (falta de flujo sanguíneo), daño veterbral, lesión de tráquea, etc.

Por lo que es recomendable mantener la simplicidad del ABC, y garantizarnos la vía de aire antes de proceder a romper la llave y neutralizar la amenaza.


En el video una técnica contra un agarre de cuello frontal, en este caso el ABC se realiza de forma casi simultánea.

Consideraciones Finales: CASI cualquiera de las técnicas que podemos aplicar para defendernos ante un ataque puede resultar efectiva; es decir no existe una única posibilidad, es la forma de entrenar lo que principalmente hace que nuestras técnicas sean o no efectivas.

También indicar que nuestra estrategia prevía al enfrentamiento influirá en estar o no en mejores circunstancias para afrontar al agresor. Por ejemplo, si dejamos que invada nuestro espacio vital le será más fácil acceder a nuestro cuello.